Muchas de las veces estas infecciones no presentan síntomas. (Foto: Especial)

¿Qué es una infección vaginal?

Los síntomas más comunes son comezón,, mal olor así como cambio de color y textura de las secreción vaginal
Redacción | El Universal
04 Septiembre, 2019 | 09:00 hrs.

Las infecciones vaginales son uno de los padecimientos más comunes dentro de la población femenina. Existen diferentes causas para este padecimiento pero, debido a que todos los tipos de infección presentan una sintomatología similar, es muy difícil saber qué tipo de infección es sólo con los síntomas.

Conocer la causa es de vital importancia para establecer el diagnóstico correcto y evitar complicaciones, según explica el artículo Infecciones del aparato genital femenino: vaginitis, vaginosis y cervicitis”realizado por la Universidad de Sevilla. 

Los síntomas más comunes dentro de las infecciones vaginales son comezón e irritación en la zona, mal olor (como a pescado), cambio de color y textura de las secreción vaginal así como dolor al tener relaciones sexuales. 

Las tres causas más frecuentes de infección vulvovaginal son la vaginitis por Trichomonas vaginalis, la vaginitis candidiásica y la vaginosis bacteriana. Para determinar la causa de la infección resulta necesario llevar a cabo una exploración y un estudio microbiológico. 

Una de las causas comunes de infección vaginal es la transmisión sexual; sin embargo, no es la principal causa, pues puede aparecer por muchos otros factores como cambios en el pH vaginal. La características de los diferentes tipos de infección son: 

Vaginosis  bacteriana: la mitad de las mujeres que la padecen no presentan síntomas; sin embargo, si aparecen suelen ser secreción y mal olor vaginal. Dar tratamiento es importante debido a que puede causar enfermedad pélvica inflamatoria. 

Candidiasis: esta infección es provocada por la  colonización vaginal por Candida y se trata de una infección relativamente frecuente en las mujeres. Por lo general no presenta sintomatología pero si aparece suele ser inflamación vulvar y vaginal, fisuras así como moco blanquecino y amarillento, con grumos.  

Tricomoniasis vaginal: es una de las enfermedades de transmisión sexual más frecuentes. Algunos de sus síntomas son secreción vaginal blanquecina, espumosa o verdosa, mal olor e irritación vaginal.  Su diagnóstico es importante para prevenir complicaciones de estas infecciones como la endometritis y la salpingitis. 

Las infecciones vaginales deben ser diagnosticadas y tratadas con responsabilidad debido a que un mal tratamiento aumenta el riesgo de enfermedad inflamatoria pélvica, complicaciones en el embarazo y problemas de infertilidad.

QUÉ DICEN LOS USUARIOS