Las personas iracundas suelen experimentar dolores sin causa aparente. (Foto: Especial)

8 señales de que eres una persona iracunda

Este tipo de personas suelen irritarse con gran facilidad cuando algo no sale de la manera en que deseaban
Darinka Gómez | El Universal
06 Septiembre, 2019 | 11:00 hrs.

Iracundo es la palabra que se usa para definir a aquellas personas que tienen problemas para controlar sus emociones y estas generalmente suelen volcar hacia el enojo o la ira; también suelen ser personas impulsivas que se irritan fácilmente. 

Así lo explica el psicólogo Armando Jiménez, quien añade que las personas iracundas pueden tener muchos problemas para darse cuenta de que lo son, situación lo cual hace que sea difícil que puedan cambiar. 

Aún así, el especialista te da algunas de las principales características de una persona iracunda. 

1. Usan el enojo para controlar a las personas  

Las personas iracundas suelen irritarse con gran facilidad cuando algo no sale de la manera en que deseaban; cuando esto ocurre se enojan y hacen evidente ese enojo a los demás. 

Aunque muchas veces no son capaces de verlo usan este enojo, de manera inconsciente, para manipular y controlar a los demás y lograr que hagan lo que desea. Ellos se dan cuenta de que si se molestan los demás le tendrán miedo y harán lo que quiere. 

enojo_1.jpg

 

2. Están a la defensiva constantemente 

Si alguien los contradice, se enojan y piensan que están en su contra; también suelen creer que las personas los atacan constantemente por lo que suelen estar a la defensiva. 

estar_a_la_defensiva.jpg

 

3. Tienen dolores frecuentes sin causa aparente 

Son personas que suelen sentir tensión frecuente en diferentes músculos de su cuerpo o tener tics como apretar las manos o la mandíbula y fruncir el ceño. 

También pueden presentar dolores musculares, estomacales, de cabeza o sentirse cansados regularmente; por lo general, estos dolores no están asociados a una causa física sino psicológica y la persona suele preguntarse por qué los tiene sin poder encontrar la causa. 

dolor_1.jpg

 

4. Pierden el control de sus acciones cuando están enojados

Una persona iracunda puede llegar a volverse muy agresiva cuando está enojada. Si se molestan pueden insultar o humillar a aquellas personas que sienten que las atacan y sobre todo cuando se sienten frustrados.  

En casos más extremos pueden llegar a aventar cosas, romperlas, golpear un mueble con el puño. También pueden llegar a golpear personas si el problema está muy avanzado. 

enojo_6.jpg

 

5. Diario se enojan por algo

Por lo general no suele haber un día en que algo no se molesten por algo. Diariamente suelen experimentan enojo pues siempre habrá algo que no ocurra como ellos desean o alguien que no haga exactamente lo que quieren. 

enojo_0.jpg

 

6. Son controladores

Tienden a tratar de controlar al otro o cualquier actividad que los involucre y si no lo logran se molestan mucho. 

controlador.jpg

 

7. Suelen ser rencorosos

Generalmente son personas rencorosas que difícilmente olvidarán el mal que les hacen y que buscarán “castigar” a quienes los hagan enojar. Sus formas de castigar suelen ser un tanto infantiles como retirar el habla. 

dejar_de_hablarle_a_alguien.jpg

 

8. No le gusta reconocer sus errores

Uno de los principales problemas con estas personas es que suelen ser incapaces de detectar las actitudes mencionadas anteriormente. Son personas que constantemente piensan que ellos tienen la razón y que los demás están mal y son quienes lo atacan.

persona_orgullosa_orgullo.jpg

Si sospechas que puedes ser este tipo de persona un consejo es preguntar a los demás qué percepción tienen de ti y pedir que sean sinceros con la promesa de que no te vas a molestar. Es importante estar abierto a escuchar.  

Si mencionan que sueles molestarte con facilidad, que te tienen miedo, que prefieren no decirte las cosas por temor, que no eres muy bueno reconociendo tus errores, podría ser señal de que eres este tipo de persona. 

 

QUÉ DICEN LOS USUARIOS